Whatthegirl.com Lima Martes, 21 / Ago / 2018

Yoga con gatos: una nueva forma de hacer ejercicios

Los gatos son flexibles por naturaleza así que son buenos compañeros para este ejercicio. Además, muchos relacionan la postura de estos animales con la del yoga.

Yoga con gatos
Yoga con gatos

Las sesiones de yoga sirven para relajar el cuerpo y la mente. Solo te ayudará a enfocar tus metas y proyectos ya que todos tus sentidos estarán unidos para darte la paz que necesitas.

Liberarás el estrés que tienes, tus músculos estarán más relajados y junto a los movimientos, te sentirás una mujer libre. Además, en las rutinas, conocerás gente que te ayudará a mantenerte enfocada en lo que necesitas.

En muchas sesiones, estaban prohibidas los animales porque consideran que la relajación es solo para los humanos, pero gracias a una iniciativa, el yoga ha revolucionado.

En el estado de California, Estados Unidos, varios centros de yoga junto a refugios de animales, se han juntado para complementarse y así producir una nueva idea: yoga con gatos.

El fin de este ejercicio es que más personas puedan asistir a las clases y si se encariñan con una mascotita, pueden adoptarla para que les ayude a practicar, ¿no es genial?

A pesar de que tiene muy poco tiempo este proyecto, los resultados hasta el momento han sido muy buenos. Los animales ayudan a los humanos a concretar sus rutinas y ya ha habido varias adopciones.

Practicar yoga te brinda un sinfín de beneficios como ser más flexible y tener fuerza tanto en la mente como en el cuerpo. Tu circulación sanguínea mejorará y tendrás una mejor postura.

¿Sabías que hacerlo te ayuda a concentrarte mejor y a siempre estar atento? Pues esto son algunos pluses que trae hacer este ejercicio, aparte de otorgarte tranquilidad y paz.

Los gatos son flexibles por naturaleza así que son buenos compañeros para este ejercicio. Además, muchos relacionan la postura de estos animales con la del yoga.

Los mininos son animales que no hace mucha bulla así que te mostrará calma. Lo único que tienes que haces es ponerte en diferentes posiciones, mientras los gatitos corren por donde quieran.

Ellos tienden a subirse en tu espalda pero no te preocupes, son netamente inofensivos. Es más, está comprobado que los animales no causan estrés y te ayudarán a vivir más.

¿Qué esperas para hacer yoga con tu gatito? Verás que será una rutina enternecedora y diferente.