Whatthegirl.com Lima Martes, 10 / Dic / 2019

¿Cómo mejorar la relación con mi madre?

Tags: Familia

Muchas chicas suelen tener problemas con sus madres, y en algunos casos la relación se rompe para siempre… Evita ello con estos consejos.

Mejora la relación con mamá y sentirás en paz y feliz.
Mejora la relación con mamá y sentirás en paz y feliz.

El amor de una madre es irremplazable, es único y hasta muchas veces envidiable. Pero esto también debe ir acompañado de una buena relación ya que esto fortalece los lazos afectivos, mejorando el entorno familiar. Para entender mejor esta teoría, es importante considerar que ser madre no es una tarea fácil y por lo mismo juzgar no está dentro de las cosas que deberíamos hacer, ya que sería caer en errores. Por eso, a continuación te damos las siguientes recomendaciones.

Respeto: Es el punto más importante que debemos tener presente, pues es casi como primordial dentro de la relación madre-hija, pues, respeta tu espacio, tu tiempo, gustos y elecciones. Para cumplir con esto, en el papel de madre, será más fácil encontrar el respeto contigo misma.

Aprender a olvidar: No es un secreto que el hecho de ser madre te da cierto derecho a conocer más de lo pensado de tu hija. Misma función si lo tomamos viceversa. Por lo mismo, cuando existen discusiones entre ambas, muchas veces suelen aparecer aquellos factores del pasado que al momento de querer defenderse son aparentemente la mejor arma. Error.

Lo más inteligente será evitar estas situaciones del pasado, pudiendo siempre tomar un nuevo aire antes de expresarnos equivocadamente.

Muéstrate siempre afectiva: Bien es cierto que son pocas las veces en las que expresamos abiertamente nuestros sentimientos. Esto entendiendo que es obvio el hecho de que ella sabe lo mucho que la queremos, sin embargo siempre es importante decírselo ya que eso la hace sentir bien.

Teniendo en cuenta este aspecto no necesariamente tiene que ser la frase “te quiero” la que ocupe ese espacio en su corazón, sino reconocerle ciertos hechos que nos hacen sentirnos a gusto como “qué rico haz cocinado” o “me gusta el look que usas hoy”. Eso por supuesto, acompañado de un abrazo afectuoso.

No te cierres a la comunicación: El hecho de que sea tu madre y conozca muy bien tus defectos o virtudes, miedos o certezas, no quiere decir que son cosas que deben asumirse para mantener una relación ideal. Es por eso que es importante que expreses abiertamente tus sentimientos, evitando a su vez malentendidos a futuro. No olvides que la comunicación y el saber escuchar son los mejores ingredientes en estos casos.

Conocer los límites: Finalmente, una buena relación entre madre e hija no se basa necesariamente en tener que estar de acuerdo con todo. Bien sabemos que cada persona tiene una forma distinta de ver las situaciones y por eso no es necesario concordar para estar juntos. La clave del éxito será no imponer algo que no va de acuerdo a su personalidad.