Por: Silene Mejía • Whatthegirl.com

Estudio científico revela que si no sabes bailar es culpa de tus padres

Un reciente estudio ha encontrado que, si tus padres no saben bailar, es probable que tú tampoco lo hagas bien.

Si no sabes bailar, es culpa de tus padres, según estudio. Foto: Shutterstock
Si no sabes bailar, es culpa de tus padres, según estudio. Foto: Shutterstock

Un reciente estudio ha encontrado que, si tus padres no saben bailar, es probable que tú tampoco lo hagas bien.

Cada vez que hemos ido a una fiesta, hemos notado que hay a quienes les va bien con el tema del baile e incluso hacen que parezca tan fácil, sin embargo, del otro lado de la sala están aquellos que solo les queda disfrutar de la música desde sus asientos o moverse suavemente para no pasar pena.

Si eres de aquellas a las que el baile no le va bien puedes culpar a tus padres de ello pues un reciente estudio ha revelado que la capacidad para seguir compases y ritmos está ligado a la herencia genética, por lo que ya sabes qué decir cuando te pregunten si sabes bailar o no.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Melbourne en Australia ha realizado este estudio para identificar algunas variantes genéticas relacionadas con la facultad de las personas para seguir un ritmo determinado.

Para llegar a esta conclusión, el grupo de expertos hicieron algunas evaluaciones a los participantes para poder determinar su capacidad para bailar, identificar el compás de una canción, pulsos o latidos de un patrón rítmico, etc.

El primer examen que pasaron los voluntarios se trató de un autoinforme, una especie de cuestionario en la que los participantes deben responder con un sí o no cuando se les preguntan “¿Puedes aplaudir al compás de un ritmo musical?”

El segundo examen consistió en que los participantes siguieran los ritmos de diferentes composiciones musicales con las manos para que identifiquen si dos secuencias rítmicas son iguales o diferentes, con el fin de saber si tenían aptitudes musicales de los que no.

Si no sabes bailar, es culpa de tus padres, según estudio. Foto: Unsplash
Si no sabes bailar, es culpa de tus padres, según estudio. Foto: Unsplash

Por otro lado, los mismos investigadores han realizado otras pruebas realizadas en conjunto con la empresa de biotecnología y genómica 23andMe a otro grupo de participantes con el que quiso determinar si las aptitudes para la música tienen que ver con el factor hereditario o no.

En los resultados de las pruebas realizadas a los 606 mil participantes del estudio se logró determinar que el 13 y 16% de los genes heredados de nuestros padres determinan el ritmo en una persona.

Aunque los genes son relativamente pocos, otro estudio publicado en Nature Human Behavior, explica que hay más de 60 variantes genéticas diferentes asociados a nuestra capacidad de seguir un beat, un pulso o un latido.

Finalmente, se logró comprobar que los genes del ritmo están correlacionados con las funciones vitales como respirar u otras como el ciclo del sueño, la velocidad de procesamiento, entre otros, por lo que nuestra capacidad de seguir un ritmo está ligado a un desarrollo cerebral más amplio.

 

Si te gustó este artículo

...

Si te gustó este artículo

Ingresa a ChicaDeHoy.com, el sitio para la mujer actual