Actualización: Jue, 28 / May / 2020 1:08 pm
Whatthegirl.com Lima Jue, 28 / May / 2020 1:05 pm

Pareja adoptó a una abuelita neozelandesa para ayudarla durante la pandemia

Tags: Abuelos Viral

La ex reina de belleza Ingrid Rivera y su esposo adoptaron a la anciana luego de que se hicieran muy amigos.

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

En muchas partes del mundo, miles de personas se han quedado a cumplir la cuarentena en países lejos de sus lugares de residencia. Y aunque muchos han optado por volver a sus hogares con el apoyo de sus autoridades, otros aprovecharon el momento para ayudar a quienes más lo necesitaban.

Este es el caso de la ex reina de belleza Ingrid Marie Rivera, quien fue representante de Puerto Rico en Miss Mundo 2005 y en Miss Universo 2008, que, junto a su pareja, Efraín Vega de Varona, no dudaron en adoptar a una anciana neozelandesa como muestra de solidaridad y empatía.

Y es que la pareja estuvo de vacaciones en la ciudad de Kaikoura, en la región de Canerbury, en Nueva Zelanda, cuando estalló la crisis sanitaria, por lo que debieron quedarse alrededor de dos meses en una casa arrendada en medio de una montaña, donde pudieron apreciar todo el paisaje natural sin la intromisión de la mano del hombre.

Luego de ese periodo, los boricuas decidieron hacer algo más por las personas del lugar como una forma de agradecer la estadía en el mencionado país. Así que encontraron un sitio en las redes sociales donde pudieron ofrecerse como voluntarios para ayudar a las personas más vulnerables.

Foto: El Nuevo Día
Foto: El Nuevo Día

“Encontramos un perfil de Facebook oficial de Kaikoura y nos ofrecimos como voluntarios para ayudar a quienes lo necesitaran. Nos pusieron en contacto con personas mayores y entre ellas conocimos a Natalie, quien fue con la que más tiempo confraternizamos”, dijo la ex reina al medio ‘El Nuevo Día’.

Fue así como conocieron a Natalie, una mujer de 91 años a quien le llevaban las compras del supermercado a la puerta de su casa y con quien confraternizaron muy bien.

“Ahí fue cuando comenzamos a entablar una conexión con ella. Me tocó el corazón. Queríamos saludarle, pero como estábamos en nivel tres del lockdown no podíamos”, indió Ingrid.

Al cabo de un tiempo, la pareja pudo llevar de paseo a Nat, como ellos la llamaban cariñosamente, y en forma de agradecimiento por todo lo que ella les hizo conocer y las historias que les contó, decidieron mudarse juntos.

Foto: El Nuevo Día
Foto: El Nuevo Día

Sin embargo, a pesar de la linda historia, la pareja debía volver a Los Ángeles, lugar donde residen, no sin antes, hacer las gestiones necesarias para que el gobierno del país, se haga cargo de su nueva mejor amiga y así no dejarla sola.

“Natalie tiene familia, pero vive sola y necesita compañía y nosotros lo que queremos demostrar es que hace falta brindar amor, compasión y siempre extender la mano, sin necesidad de pedir nada a cambio”, expresó la portorriqueña.

Foto: El Nuevo Día
Foto: El Nuevo Día