Whatthegirl.com Lima Jueves, 12 / Dic / 2019

¿Por qué es tan especial la relación entre padre e hija?

Más de una vez hemos escuchado en el entorno familiar que el padre es el “primer amor” de una niña, siendo la relación que ésta tiene con él el afecto que se tiene a futuro.

Padre e Hija: un vínculo de por vida.
Padre e Hija: un vínculo de por vida.

En ese sentido, ¿qué tan cierto es esto? ¿Y cómo saber de qué manera hacen los padres que esto influya sobre sus engreídas?

Explica la teoría expuesta por C. Jung en su libro “El Complejo de Electra”, que las niñas entre los 3 y 6 años, comienzan a tener un afecto creciente por su padre, a tal punto que pueda existir cierto rechazo hacia la madre. Sin embargo, esta teoría no cuenta con aval científico que respalde.

Por otro lado, es precisamente en esta edad preescolar cuando la relación entre niños y niñas comienza a darse con mucha más frecuencia, partiendo precisamente en esta construcción de su identidad diversas conductas que se perciben claramente.

Bajo esa línea, lo que termina siendo tal vez un poco más conciso y verídico es que de numerosos estudios referidos al mismo tema, es que la figura del padre va de la mano de la presencia del mismo, teniendo un valor agregado en la calidad de la relación en las niñas. Es decir, todo toma forma si el padre está involucrado o viceversa.

Es así, que puntos positivos que veremos al conllevar una grata relación padre-hija son: menos riesgo de padecer trastornos de alimentación y menos riesgo de padecer trastornos psicológicos.

De esta forma, la relación con su padre sí le termina marcando a una niña desde la crianza, incluso de tratase de relaciones del mismo sexo o de un hogar monoparental. Por eso, la clave estará en involucrarse lo más que puedas, pues, así y solo así el futuro pareciera tener un deslumbramiento más prometedor.