Viral: restaurante español prohibe la entrada a niños

El restaurante japonés ubicado en España, "Fuente La Lloba", ha decidido tomar la siguiente decisión: no recibirá ni permitirá la entrada a niños menores de seis años que interrumpan la tranquilidad de los demás

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

El restaurante japonés ubicado en España, "Fuente La Lloba", ha decidido tomar la siguiente decisión: no recibirá ni permitirá la entrada a niños menores de seis años que interrumpan la tranquilidad de los demás

Seguro cuando has ido a algún restaurante te habrás topado con la mala suerte de que estás comiendo muy a gusto con tus amigos y en la mesa de al lado hay unos padres que no pueden controlar a sus hijos. Lloran mucho, hacen pataleta, se paran de la silla y comienzan a correr llorando por el lugar.

Esto ha generado bastante incomodidad en las personas y claro, uno va a compartir un gran momento con tus seres queridos y viene un menor de edad a estropearlo todo, es lógico que algunos dirán: "pero es pequeño, tiene que aprender", pues déjame decirte que saber comportarse se enseña en cada y desde bebés, así que no hay excusas.

Es por eso que un restaurante japonés ubicado en España, "Fuente La Lloba", ha decidido tomar la siguiente decisión: no recibirá ni permitirá la entrada a niños menores de seis años que interrumpan la tranquilidad de las demás personas que asisten al establecimiento para pasar una buena velada.

Así que por medio de su página web, explicó el motivo de su postura: “Debido a las características del local y para poder mantener un ambiente tranquilo, rogamos que tanto los bebés como los niños menores de seis años NO sean incluidos en sus reservas. Gracias”.

Muchas personas que querían asistir al restaurante les preguntaron el motivo por el cual no permitirían a los niños en su reserva, así que dieron una respuesta inteligente:

“Éste es un lugar pequeño que sólo tiene seis mesas. Cuando vienen, los bebés lloran y gritan o los pequeños comienzan a correr, a entrar y salir. Hemos limpiado muchos cristales. Los hijos no son los maleducados, sino los padres, que se piensan que están como en su casa. Por eso preferimos que los niños no vengan, porque hemos tenido malas experiencias”.

Hemos visto que cada vez son más los lugares que pregieren aceptar a los perros que a los niños ya que de acuerdo a lo que dicen, las mascotas se comportan mejor que los menores. ¿Crees que esta medida sea buena? La verdad es que yo la apoyo totalmente.

Cuando he salido con mis amigos a comer no la hemos pasado bien porque siempre hay una bendición que hace berrinche o no para de llorar hasta que sus padres le den lo que quieren. Así no se puede comer a gusto.

Si te gustó este artículo

...

Si te gustó este artículo

Ingresa a ChicaDeHoy.com, el sitio para la mujer actual