Whatthegirl.com Lima Martes, 09 / Abr / 2019

¿Tener pareja engorda?

La oxitocina, la hormona del amor, tiene un efecto importante en nuestro cuerpo, ¿sabes cuál es? ¡Nos hará bajar de peso!

Bajar de peso: estar enamorado te ayuda a quemar calorías
¿Sabías que la hormona del amor te ayuda a bajar de peso?

El amor es uno de los sentimientos más hermoso que puede existir, pero así como puede hacerte la mujer más feliz del mundo, también puede destruirte. Debemos tener en cuenta que el amor no tiene la culpa de que nos salgan las cosas mal, sino somos nosotros, las personas.

Así que deja de culpar a cupido o todo lo relacionado con corazones que no tiene nada que ver con tu fracaso amoroso. Sin embargo, una de las cosas por las que debes agradecer al estar enamorada, es que te ayuda a bajar de peso de una manera impresionante.

¿Has escuchado de la oxitocina? Pues esta es la hormona del amor que nos hace inspirar confianza, lealtad, pasión, compromiso, ansiedad, deseo íntimo y muchas cosas más que nos llena todos los días cuando hablamos o estamos junto a esa persona especial.

Este está mucho más vinculado al lazo entre madre e hijo y el parto pero también debes tener en cuenta que esse no es solo el sentimiento de amor que muchos tenemos, sino al de una pareja. Además, tiene un efecto importante en nuestro cuerpo, ¿sabes cuál es? ¡Nos hará bajar de peso!

De acuerdo con el estudio publicado y realizado por la Endocrine Society en el estado de Nueva Orleans, “la oxitocina altera la forma en que las personas con obesidad procesan imágenes de alimentos ricos en calorías”. El artículo también complementó lo siguiente:

“La oxitocina puede ser un tratamiento farmacológico prometedor para la obesidad. Investigaciones anteriores demostraron que el aerosol nasal de oxitocina, que aún no es un tratamiento aprobado en los EE. UU., interactúa con los circuitos cerebrales que desempeñan un papel en la conducta alimentaria”.

Para la investigadora principal y endocrinóloga pediátrica en el Hospital MassGeneral en Boston, Liya Keremn, asegura que debemos “saber cómo la droga ejerce sus efectos es un paso crítico hacia el establecimiento de la oxitocina como un tratamiento farmacológico para la sobrealimentación y la obesidad”.

Como necesitaban tener una conclusión para el estudio, hubo 10 hombres voluntarios con obesidad o sobrepeso, en el laboratorio recibieron dosis únicas de oxcitocina en aerosol:

“Después de 1 hora, observaron imágenes de alimentos ricos en calorías, alimentos bajos en calorías y objetos no alimentarios mientras se sometían a imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf). Esta técnica de neuroimagen mide los cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro”.

Los participantes vieron cómo se les quitaba el apetito de manera alucinante ya que al tener al frente comidas calóricas, la rechazaban: “Este estudio es emocionante porque muestra que la oxitocina modula las vías en el cerebro específicamente durante sus respuestas a alimentos altamente sabrosos y gratificantes”. Parece que después de todo no es tan malo enamorarse, ¿no?