Whatthegirl.com Lima Martes, 11 / Feb / 2020

Hacer deporte de manera extrema puede dañar tu riñón

Todo en exceso es dañino, si te ejercitas demasiado tus riñones se verán afectados.

Hacer deporte de manera extrema puede dañar tu riñón.
Hacer deporte de manera extrema puede dañar tu riñón.

Quemar todas esas calorías que ganamos en cuando salimos con nuestro novio o amigas no parece una tarea sencilla, pues muchas de nosotras esforzamos nuestro cuerpo hasta el límite solo para librarnos de esos kilos que nos molestan mucho más rápido. Sin embargo, no nos damos cuenta que exigirnos demasiado no solo estaría dañando nuestros músculos sino también nuestros riñones.

La fisióloga del ejercicio y especialista en medicina deportiva, Tamra Hew-Butler, explica que “lo que la gente ignora es que luego de un periodo de inactividad, un entrenamiento exigente puede causar interrupciones mecánicas y químicas en las membranas de las células de los músculos, lo que provocaría la explosión de las mismas”.

Además, la profesora de ciencias del deporte de la Wayne State University recomienda para entrenadores, atletas profesionales y para los aficionados, que “el trabajo que se realice sea gradual y con periodos de descanso entre rutinas”.

Hew-Butler además explica que la rotura de las células del músculo esquelético, en términos médicos se denomina rabdomiólisis o rabdo, de forma abreviada. “Cuando estas células musculares explotan o se rompen, liberan contenidos intracelulares en el torrente sanguíneo incluyendo las enzimas como la creatina quinasa, electrolitos como el potasio y proteínas como la mioglobina”.

La especialista indica también que “la mioglobina es una proteína grande y roja que puede obstruir el sistema de filtración renal o puede disociarse en subproductos tóxicos que dañan los riñones”. En algunos casos, demasiada mioglobina puede causar que la función renal se detenga por completo causando la muerte como lo que le sucedió a un corredor de maratón de 27 años, quien murió a causa de una insuficiencia renal.

De acuerdo con el Dr. Vijaay Jotwani, médico especialista en Medicina del Deporte del Hospital Houston Methodist, indica que “la presencia de mioglobina en la sangre puede verse reflejada como hinchazón en los músculos y cuando la orina se torna oscura”. Esto quiere decir que la mioglobina ha traspaso al torrente sanguíneo y que los riñones trabajan con mayor dificultad para desecharla.

El doctor además recomienda que para evitar el rabdo, es importante tener una buena hidratación, ya que el daño renal proviene de la proteína muscular y de la deshidratación.

Por otra parte, existen factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar rabdo. Por ejemplo, hacer demasiado ejercicio cuando hace calor pues produciría una deshidratación mucho más rápida, y como consecuencia, traería una sobrehidratación. Del mismo modo el consumo de café o alcohol y hacer dietas extremas.

Aunque esto afectaría tanto a hombres como mujeres, son los varones en los que se observan más casos de rabdo.