Actualización: Mié, 13 / Mar / 2019 5:26 pm
Whatthegirl.com Lima Mié, 13 / Mar / 2019 4:47 pm

¿Por qué mi hijo nació con Síndrome de Down?

Tener un hijo con Síndrome de Down es algo maravilloso. Al principio puede sorprenderte, pero después te das cuenta que es lo mejor que te pudo pasar en la vida.

¿Por qué mi hijo nació con Síndrome de Down?
¿Por qué mi hijo nació con Síndrome de Down?

Cuando empecé a escribir esta nota, me di cuenta que quizá el título puede hacerte sentir pena o lástima por mí. Sin embargo, la verdad es que no debería ser así. Tener un hijo con Síndrome de Down es algo maravilloso. Al principio puede sorprenderte, pero después te das cuenta que es lo mejor que te pudo pasar en la vida.

Hay mucho tabú sobre las personas que nacen con esta enfermedad, así que debo decirte que no es fácil cuidar a un niño recién nacido con este síndrome. La tarea más difícil que me tocó pasar son las tres siguientes que te mencionaré ya que me he topado con lecciones desagradables y también buenos recuerdos:

1. No son eternos

Debes saber que los niños con Síndrome de Down no son eternos, la verdad es que nadie lo es. Cuando nació mi bebé estaba totalmente desinformada sobre el tema, así que fui donde los médicos y recurrí a varios libros para resolver mis dudas. Muchas amigas me dijeron que tienen de promedio de vida unos 15 años, quiero que sepas que eso es falso, en realidad, depende de su estilo de vida.

Conozco gente con esta enfermedad que han tapado la boca a muchos ya que han formado una familia, tienen hijos, trabajo, y más. Cada vez las personas los integran pero como siempre, hay quienes los discriminan porque los consideran tontos, ten en cuenta que ellos son más inteligentes que dos personas juntas.

2. Son el mejor ejemplo

Mi bebé tiene 10 años, bueno, yo le digo bebé porque siempre lo será para mí. Pero mi niño me ha demostrado que es el ser humano más fuerte del planeta. Tiene el autoestima por los cielos. Lastimosamente, se ha tenido que topar con compañeros que lo molestan.

Pero ¿saben qué es lo bueno de él? Que solo los ignora, sabe que sus palabras no pueden herirlo porque muchos le demostramos que lo amamos y siempre el amor de la familia puede contra todo.

3. No son ángeles de la tierra

He escuchado miles de veces que los niños con Síndrome de Down son ángeles que se les presentan a las mujeres que realmente sueñan con ser madres pero ese es el sacrificio que tienen que pagar. ¿Realmente creen en eso? Ellos nacen en familias normales.

Ellos vienen al mundo para demostrarnos que son fuertes, que tienen la misma capacidad que cualquier otro ser humano, y lo mejor de todo, es que te enseñan a ser buen padre o madre. Ellos no son escogieron, nosotros sí.