Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando te enojas muy rápido. ¡Ten cuidado!

Muchas piensan que enojarse constantemente te hará un persona fuerte. Falso. Lo único que conseguirás en hacerle daño a tu sistema respiratorio, ¿sabías eso?

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

Muchas piensan que enojarse constantemente te hará un persona fuerte. Falso. Lo único que conseguirás en hacerle daño a tu sistema respiratorio, ¿sabías eso?

Cuando una persona se enoja, llena de estrés todo tu cuerpo. Hay quienes se molestan con facilidad y otros que esperan a que algo suceda para recién explotar.

Muchas piensan que enojarse constantemente te hará un persona fuerte. Falso. Lo único que conseguirás en hacerle daño a tu sistema respiratorio, ¿sabías eso?

Los efectos de tener ira todo el tiempo, hace que tu cuerpo no se acostumbre, al contrario, le afecta mucho. Por eso, aquí te diré qué sucede dentro de ti mientras te enojas:

 

 

1. Ataque al corazón

Cuando uno está con ira todo el tiempo, botas la hormona del estrés como es el cortisol. Esto hace que tu ritmo cardiaco se acelere de tal forma que no llega oxigeno ni sangre al cerebro.

La presión arterial se eleva y los vasos sanguíneos hacen presión impidiendo que irrigue sangre por tu cuerpo. Esto ocasiona un ataque al corazón.

 

 

2. Migraña

La migraña es el dolor insoportable de cabeza. Si eres de las personas que se enoja con facilidad y encima sufres de migraña, pues deberías empezar a controlarte.

Lo único que logras es que ese dolor no se vaya y te vuelvas intolerante a la luz, el sonido, y más. Si esto persiste, presentarás vómitos.

 

 

3. Daña tus pulmones

¿Creías que solo estar cerca de una persona que fuma puede dañar tus pulmones? Pues estar enojado también. Molestarse constantemente hace que sufras de problemas pulmonares.

Puede faltarte el aire o sentir presión en el pecho, esto conlleva al punto uno, es decir, a un ataque al corazón.

 

 

4. Menos calidad de vida

Los signos de enojo hacen que no solo tu piel luzca envejecida, también tus órganos. Si por dentro estás deteriorado, se notará por fuera, recuerda que todo se refleja.

 

 

Para que puedas manejar tu ira, te brindaré algunos consejos:

 

Primero, tienes que pensar antes de hablar. Si estás en un conflicto, analiza lo que esa persona está diciendo y refuta con base. No te enojes, recuerda que cuando la ignorancia habla, la inteligencia calla.

Ríete de todo. Encuentra el sentido de humor a las cosas que haces, no te la pases enojado todo el día, el ceño de frunce y eso colabora a que te salgan arrugas.

Si tienes un problema, siéntate a pensar y plantea diferentes soluciones. Así que bota era ira que no te llevará a nada bueno, al contrario, te sentirás mejor tanto en tu personalidad como en tu salud.

 

 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Salud

Lo más leído en whatthegirl.com