Whatthegirl.com Lima Martes, 17 / Jul / 2018

Vaginitis bacteriana: entérate de qué se trata esta enfermedad y cómo puedes prevenirla

Hay acciones que hacen que tu zona íntima se llene de bacterias logrando ocasionar infecciones.

Vaginitis bacteriana: entérate de qué se trata esta enfermedad y cómo puedes prevenirla
¿Cómo prevenir la vaginitis bacteriana?

Las mujeres somos más cuidadosas con nuestra zona íntima ya que es bastante delicada. Hay un sinfín de productos para la higiene que no sabemos cuál escoger.

Sin embargo, lavar esa región del cuerpo no es suficiente para mantenerlo saludable. Hay acciones que hacen que se llenen de bacterias logrando ocasionar infecciones.

Aunque con las visitas al ginecólogo se pueda controlar, lo ideal sería no tenerlos ya que te ahorrarías tiempo y dinero. ¿Has escuchado hablar de la vaginitis bacteriana?

Pues la doctora especializada en ginecología, Nelly Díaz, no explica en qué consiste: “Se trata de un desequilibrio de la flora vaginal con la presencia de más bacterias nocivas que sanas. No es posible transmitir la infección a una pareja masculina, pero sí puede contagiarse a una pareja femenina, quien también debe recibir tratamiento”.

Los síntomas de esta enfermedad, son los siguientes:

 

- Mal olor en tu zona íntima

 

- Te arde al orinar

 

- Flujo vaginal de color blanco o gris

 

- Picazón en el área íntima

 

- Enrojecimiento por el ardor en las paredes vaginales

 

La bacteria que origina todo esto se llama gardnerella vaginilis, quien siempre está presente en esta zona solo que se desarrolla por falta de higiene, relaciones sin protección o que una persona ya lo tenga.

Por eso, para prevenirla, te daremos algunos consejos:

 

1. Lavado

No utilices jabones con olor, estos alteran el pH balanceado, mejor usa los neutros, estos se adecúan mejor.

 

 

2. No a las duchas íntimas

Aunque hayas leído en Internet que esto te mantendrá más limpia de lo normal, es totalmente falso. Esto solo ocasiona que estés más propensas a contagiarte de infecciones ya que elimina las bacterias sanas.

 

 

3. Tampones

No compres ni utilices tampones con perfume.

 

 

4. Ropa

Tu ropa no debe ser apretada ya que esto impide el paso de oxígeno.


 

Recuerda utilizar siempre ropa íntima de algodón. Cuando vayas al baño, sécate bien y de manera muy delicada. Además, si tienes una vida íntima activa, protégete con preservativo.