Nunca te avergüences de tus padres y hónralos siempre

Eres lo que eres gracias al esfuerzo de tus padres, agradéceles lo que eres siempre.

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

Eres lo que eres gracias al esfuerzo de tus padres, agradéceles lo que eres siempre.

Todo lo que nuestros padres han hecho, lo han hecho por nosotras, por nuestro bienestar y por hacernos mejores seres humanos. Aunque cuando adolescentes no lo hayamos visto así y hasta hemos pensado que nos odian por no dejarnos hacer lo que queramos, cuando crecemos, nos damos cuenta de lo valiosos que eran sus consejos.

Con el paso de los años nos damos cuenta de los sacrificios que hicieron nuestros padres por nosotras, todas esas cosas de las que se privaron por que su prioridad éramos nosotras y nada más. Es por ello que debemos agradecer cada cosa que tengamos y seamos pues si no fuera por ellos, nuestra vida fuera un desastre.

Los padres tampoco son perfectos. Cuando somos pequeños queremos ser como nuestros padres, los idolatramos y son nuestros héroes, pero a medida que llegamos a la adolescencia, empezamos a ver sus errores. Les reprochamos cosas que nos piden hacer pero que ellos no hacen y nos creemos los dueños del mundo, sin darnos cuenta que ellos ya pasaron esa etapa y que mientras nosotras estamos de ida, ellos ya volvieron dos veces. Solo cuando tenemos hijos, nos damos cuenta de cuán erradas estábamos.

Los padres siempre querrán que tengamos lo que ellos no tuvieron, que no cometamos los mismos errores que ellos y nos impulsarán a hacer cosas que ellos no se atrevieron a hacer. Porque así son ellos, quieren que vivamos la vida que ellos no pudieron vivir. En su experiencia, tratan de educarnos y llevarnos por un buen camino, y no olvidemos que siempre seremos motivo de orgullo para ellos.

Nuestros padres aguantaron jornadas de trabajos increíbles y se llenaron de deudas solo para hacernos estudiar esa carrera que tanto deseábamos. Nos cuidaron de enfermedades sin importarles cuán cansados ellos se encontraban y aunque lo único que querían era dormir, se quedaban con nosotras escuchando cada historia que se nos venía a la mente. Porque ellos nos aman sin importar cuán agradecidas seamos con ellos.

Más allá de lo que concierne el dinero y los sacrificios hechos, está el amor que nos tuvieron y nos tienen desde el día que supieron que estábamos en camino. La única forma de retribuirle cada cosa que ellos hicieron por nosotros, es ocupándonos de ellos cuando las fuerzas no les alcancen. Lo material se deteriora, el dinero se acaba, pero el amor y la compañía que les podemos brindar es algo que no se compara con nada.

Así que, ten en cuenta lo que eres, que las bases de lo que eres hoy, lo debes a tus padres.

 

Si te gustó este artículo

...

Si te gustó este artículo

Ingresa a ChicaDeHoy.com, el sitio para la mujer actual

TAGS: Familia